Lupus: la enfermedad que padecen 5 millones de personas

Lupus: la enfermedad que padecen 5 millones de personas

Lupus: la enfermedad que padecen 5 millones de personas 500 313 Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social

Cada 10 de mayo se celebra el Día Mundial del Lupus con el objetivo de crear conciencia y brindarles a las personas afectadas una mayor calidad de vida. Pero, ¿sabes en qué consiste esta enfermedad que afecta cada año a unos 5 millones de personas? En este artículo te lo contamos.

¿Qué es el lupus?

lupus Tal y como indica la Lupus Foundation of America (2021) el lupus es “una enfermedad crónica autoinmune que puede dañar cualquier parte del cuerpo” (articulaciones, piel y/u órganos internos). Aunque es interesante destacar que, en la mitad de los casos, se suele tener afectación en la piel y en las articulaciones de forma prácticamente exclusiva (Tovar, 2018).

En primer lugar, el que sea crónica implica que los síntomas están presentes por “un periodo de tiempo largo, el cual podría ser por toda la vida” (Arthritis Foundation, 2016). En segundo lugar, que sea autoinmune se refiere a que el sistema inmune produce autoanticuerpos cuando, por error, “considera el tejido sano como una sustancia dañina” (Mandavilli, 2020), es decir, ataca y destruye tejido sano (Lupus Foundation of America, 2021).

El lupus puede afectar a personas de cualquier edad, tanto a adultos como a jóvenes o niños. Sin embargo, sí que existe una media de edad para su diagnóstico: 33 años. Aunque este rango puede ampliarse un poco más y señalar que, en la mayoría de casos, aparece entre los 17 y los 35 años (Tovar, 2018).

¿Cuáles son sus síntomas?

lupus La enfermedad del lupus tiene cuatro síntomas más comunes, que son explicados por la Lupus Research Alliance (2021) de la siguiente forma:

  • Cansancio: lo padecen el 50-90% de las personas con lupus y se identifica como uno de sus síntomas principales. Esto puede ser debido a diferentes factores como la ansiedad, el sueño, la falta de vitamina D y de actividad física o el desarrollo de la enfermedad.
  • Erupción malar: es un signo muy característico de la enfermedad y consiste en una erupción roja “con forma de mariposa que puede producirse en las mejillas y el puente nasal”. También puede aparecer en el pecho, las manos, las orejas, los hombros y el rostro: generalmente áreas expuestas a la luz del sol. De hecho, las erupciones se suelen desarrollar o empeorar al exponerse al sol. Ese sarpullido puede durar días o incluso semanas.
  • Inflamación y dolor de articulaciones: el 90% de los pacientes desarrollan artritis o hinchazón de las articulaciones (Arthritis Foundation, 2016). Sus síntomas pueden “aparecer y desaparecer, así como pasar de una articulación a otra”. Estos son el dolor articular y la rigidez (principalmente en manos y muñecas), que empeoran por las mañanas y mejoran a lo largo del día.
  • Fiebre: normalmente, quienes padecen lupus eritematoso sistémico presentan fiebre sin motivo aparente.

¿Qué tipos de lupus existen?

De acuerdo con Poveda (2018), existen cuatro tipos de lupus dependiendo de la causa y de los síntomas que presente la persona afectada: eritematoso sistémico, cutáneo, provocado por medicamentos y neonatal.

El más común es el lupus eritematoso sistémico (LES) que afecta, sobre todo, a mujeres jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad. En países asiáticos, el LES “se ha convertido en la enfermedad autoinmune sistémica más diagnosticada” (Gómez-Puerta, J.A., y Cervera, R., 2008).

Al ser el LES una enfermedad que evoluciona por brotes y la gran cantidad de órganos diferentes a los que puede afectar, no hay un cuadro clínico que lo caracterice en cuanto a la evolución de la enfermedad. En cambio, como indican Gómez-Puerta y Cervera (2008) hay factores que pueden desencadenar un brote como el estrés, el embarazo, los fármacos o la radiación solar.

Otro de los tipos es el lupus eritematoso cutáneo. Para padecerlo es esencial tener una predisposición genética. Más factores que influyen en su manifestación son el tabaco, determinados fármacos y “algunas infecciones virales”, pero el papel principal lo tiene la radiación ultravioleta (Méndez-Flores, Tinoco-Fragoso y Hernández-Molina, 2015).

Estas manifestaciones cutáneas en pocas ocasiones ponen en peligro la vida de la persona afectada, pero sí contribuyen en términos de bienestar psicosocial y personal. Como señalan Méndez-Flores, Tinoco-Fragoso y Hernández-Molina (2015), esto se debe a que, en ocasiones, la persona no puede trabajar y la enfermedad conlleva altos costes médicos y sociales.

lupus El lupus producido por medicamentos suele aparecer en personas que han sufrido una enfermedad larga. Por suerte, es reversible y, cuando el paciente deja de tomar el tratamiento que recibía para la otra enfermedad, no se vuelven a dar síntomas (Ondara, 2017).

Por último, el lupus eritematoso neonatal (LEN) se da “debido al paso trasplacentario de autoanticuerpos maternos contra las proteínas Ro, La y/o RNO a la circulación fetal”. Es decir, los anticuerpos de la madre traspasan la placenta, dañan el tejido fetal y causan las manifestaciones del lupus neonatal. El LEN también afecta principalmente al sexo femenino, pero este no predomina en ninguna etnia concreta (Peiró, Villa y González-Enseñat, 2011).

Fuentes:

Arthritis Foundation (2016). Lupus. Síntomas, diagnóstico y tratamiento. Arthritis Foundation National Office. Recuperado de: http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/lupus/

Arthritis Foundation (2016). ¿Qué es la artritis? Arthritis Foundation National Office. Recuperado de: http://espanol.arthritis.org/espanol/la-artritis/quienes-somos-que-es-artritis/

Gómez-Puerta, J.A., y Cervera, R. (2008). Lupus eritematoso sistémico. Medicina & Laboratorio. 14(5-6): 211-223.

Lupus Foundation of America (2021). What is lupus? National Resource Center on Lupus. Recuperado de: https://www.lupus.org/es/resources/que-es-el-lupus

Lupus Research Alliance (2021). Síntomas. Recuperado de: https://www.lupusresearch.org/en-espanol/acerca-del-lupus/sintomas-comunes-del-lupus/

Mandavilli, A. (2020). Algunos sobrevivientes de covid tienen anticuerpos que atacan a su cuerpo, no al virus. New York Times. Recuperado de: https://www.nytimes.com/es/2020/10/28/espanol/ciencia-y-tecnologia/anticuerpos-inmunidad-coronavirus.html

Méndez-Flores, S., Tinoco-Fragoso, F. y Hernández-Molina, G. (2015). Lupus eritematoso cutáneo, una entidad multidimensional. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social. 53(6): 764-771.

Ondara, R. N. (2017). Lupus eritematoso sistémico (LES). Revista de Educación Bioquímica. 36(1): 21-27.

Peiró, P. A., Villa, A. V. y González-Enseñat, M. A. (2011). Lupus eritematoso neonatal. Seminarios de la Fundación Española de Reumatología12(1), 15-20.

Poveda, D. N. (2018). Tipos de lupus: causas, síntomas y tratamiento. Recuperado de: https://www.elsevier.com/es-es/connect/medicina/lupus-causas-sintomas-tratamiento

Tovar, J. (2018). Lupus, el lobo es menos feroz. Agencia EFE. Recuperado de: https://www.efesalud.com/lupus-lobo-menos-feroz/

Si se marca esta opción, la información de la empresa deberá ser enviada por correo a matriculas@institutoeuropeo.es

FORMA DE PAGO:
Concepto de Matrícula por Transferencia bancaria a la c/c ES65 2100-5731-770200069665 La Caixa

Suscríbete a nuestra Newsletter
  • Transferencia bancaria: para pagar por transferencia, por favor, añada el producto al carrito y, una vez en el carrito, proceda a la finalización de la compra y elija «transferencia bancaria» como opción de pago.
  • Pago en cuotas: para pagar en cuotas, envíe un correo a matriculas@institutoeuropeo.es.
  • Becas: si quiere optar a alguna de nuestras becas, envíe un correo a matriculas@institutoeuropeo.es.
  • Tarjeta bancaria: Utilice el botón Paypal, aunque no tenga una cuenta en Paypal, le permitirán pagar con su tarjeta de débito o crédito.