¿Alergia o asma? Aprende a diferenciarlas

¿Alergia o asma? Aprende a diferenciarlas

¿Alergia o asma? Aprende a diferenciarlas 500 333 Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social

Ahora que ha venido el buen tiempo, es común que afloren las alergias. Pero, ¿sabrías diferenciar la alergia del asma? En este artículo te damos las claves de ambas.

¿Qué es el asma?

alergia y asmaDe acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (2021), el asma es “una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias”. En primer lugar, se entiende como disnea a la sensación de falta de aire (ASCO Foundation, 2018). En segundo lugar, la sibilancia son los sonidos fuertes y silbantes producidos al respirar, cuando el aire pasa por las vías aéreas más estrechas (Dezube, 2020).

El asma causa el estrechamiento y la inflamación de las vías que mueven el aire a los pulmones. La frecuencia, así como la severidad del asma, varía dependiendo de la persona. En algunos casos, los síntomas pueden ocurrir varias veces durante la semana o, incluso, al día. En cambio, para otras personas solo se agravan al realizar ejercicio físico o durante la noche (OMS, 2021).

En 2017, la OMS estimó que en todo el mundo había unos 235 millones de personas con asma. Cabe destacar que esta es la enfermedad crónica más común en niños, pero la mayoría de las personas que fallecen a causa del asma son adultos mayores. Si comparamos la tasa de mortalidad del asma con otras enfermedades crónicas, esta no es muy alta. Sin embargo, cada año provoca más de 400.000 defunciones en el planeta.

¿Cómo aparecen las alergias?

asma y alergiaPrimero, deberemos definir qué son las alergias. Una alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario ante determinados agentes externos que para otras personas resulta inofensiva. Esta reacción se produce por “la activación del sistema inmune, que ataca al agente patógeno generando inflamación como respuesta normal de defensa” (Álvarez y Suárez, 2017).

A nivel mundial, la más común es la rinitis alérgica (Álvarez y Suárez, 2017), que junto con el asma, abarca “más del 50% de las enfermedades alérgicas y afecta a un 10-30% de la población” (Parra, 2020). Además, la consecuencia más grave que puede provocar una alergia es la anafilaxia, que “es un cuadro clínico potencialmente mortal, infradiagnosticado” (Rubio et al., 2003).

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP, 2021) menciona dos ocasiones en las que se habla de anafilaxia alérgica. Por un lado, cuando aparecen bruscamente síntomas (leves o graves) de alergia en dos o más áreas del cuerpo: “bronquios, laringe, nariz y ojos, piel, aparato digestivo, aparato circulatorio”. Por otro lado, cuando se tienen síntomas bruscos y graves por contacto con un alérgeno, “que hacen que caiga la tensión arterial” y, en definitiva, se sufra un shock anafiláctico.

Prevención de la alergia y el asma

asma y alergiaEn el estudio llevado a cabo por Romero-Tapia (2002), se destacan dos tipos de factores ambientales, unos que ayudan a prevenir y otros a desencadenar ambas enfermedades:

  • “Factores ambientales protectores”: durante el embarazo es importante mantener una dieta saludable y, durante los primeros meses, tras el nacimiento del bebé es recomendable la leche materna. Evitar el tabaco, los gases contaminantes, las “infecciones virales” y tener acceso a servicios médicos de calidad.
  • “Factores ambientales desencadenantes”: exposición al tabaco, ya sea durante la infancia, la lactancia o el periodo prenatal; exposición a hongos, contaminantes atmosféricos, dieta poco saludable, factores relacionados con el clima, etc. Cabe destacar que ese autor hace mención a la importancia de la estación del año en la que nace la persona. Lo justifica señalando que la prevalencia incrementa en la “sensibilización a alimentos y ácaros en niños nacidos en septiembre a febrero” y una “mayor sensibilización a diferentes pólenes en niños nacidos en primavera”.

El asma y las alergias generan padecimientos crónicos que condicionan la salud de la persona y su familia. Por este motivo, es importante la prevención y el aumento de las atenciones médicas.

 

Fuentes:

Álvarez, C. G. y Suárez, D. D. (2017). Factores desencadenantes de alergias respiratorias (Bachelor’s thesis).

ASCO Foundation (2018). Dificultad para respirar o disnea. Junta Editorial de Cancer.Net. American Society of Clinical Oncology. Recuperado de: https://www.cancer.net/es/asimilaci%C3%B3n-con-c%C3%A1ncer/efectos-f%C3%ADsicos-emocionales-y-sociales-del-c%C3%A1ncer/manejo-de-los-efectos-secundarios-f%C3%ADsicos/dificultad-para-respirar-o-disnea

Dezube, R. (2020). Sibilancias. Johns Hopkins University. Merck Sharp & Dohme Corp. Recuperado de: https://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/trastornos-del-pulm%C3%B3n-y-las-v%C3%ADas-respiratorias/s%C3%ADntomas-de-los-trastornos-pulmonares/sibilancias

Romero-Tapia, S. J. (2002). Prevención de alergia y asma. Salud en Tabasco, 8(2), 83-86.

Rubio, C. et al. (2003): Anafilaxia. Anales del Sistema Sanitario de Navarra. (Vol. 26, pp. 103-110). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.

SEICAP (2021). Anafilaxia. Asma y otras enfermedades alérgicas. Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica. Recuperado de: https://pacientes.seicap.es/es/anafilaxia_23857

OMS (2021). Enfermedades respiratorias crónicas. Asma. Organización Mundial de la Salud. Recuperado de: https://www.who.int/respiratory/asthma/es/

Parra, A. (2020). Evaluación comparativa de dos métodos de diagnóstico para la determinación de la alergia respiratoria.

asma alergia prevención factores ambientales

Si se marca esta opción, la información de la empresa deberá ser enviada por correo a matriculas@institutoeuropeo.es

FORMA DE PAGO:
Concepto de Matrícula por Transferencia bancaria a la c/c ES65 2100-5731-770200069665 La Caixa

Suscríbete a nuestra Newsletter
  • Transferencia bancaria: para pagar por transferencia, por favor, añada el producto al carrito y, una vez en el carrito, proceda a la finalización de la compra y elija «transferencia bancaria» como opción de pago.
  • Pago en cuotas: para pagar en cuotas, envíe un correo a matriculas@institutoeuropeo.es.
  • Becas: si quiere optar a alguna de nuestras becas, envíe un correo a matriculas@institutoeuropeo.es.
  • Tarjeta bancaria: Utilice el botón Paypal, aunque no tenga una cuenta en Paypal, le permitirán pagar con su tarjeta de débito o crédito.